La segunda etapa de Argentina Programa capacitará a 60.000 jóvenes

Lo anunció el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, junto al presidente Alberto Fernández, y el gobernador de la provincia de Buenos Airesen el marco de la apertura de la Semana de las Juventudes, que se desarrollará hasta el viernes en Tecnópolis.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció este lunes que la segunda etapa del plan Argentina Programa permitirá capacitar a 60.000 jóvenes hasta fin de año, a la vez que anunció la creación de un subsidio para la compra de computadoras y conectividad.

Durante el acto, Alberto Fernández les dijo a los jóvenes que los necesita “a todos” para poder seguir con el modelo de país que propone el Gobierno nacional. “Yo los necesito a ustedes”, remarcó el jefe de Estado a los y las jóvenes, y le envío un mensaje a los liberales que proponen “libertad para algunos, pero es catástrofe y penuria para millones”. “Hay liberales que son conservadores, píquenles el boleto porque los quieren hacer salir a la calle para pedir catástrofe y penuria para millones”, lanzó.

Por su parte el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof aprovechó el encuentro para hacer un guiño de a los jóvenes y la militancia: “Hoy los pibes y las pibas están en todos los vacunatorios, a pesar que los estigmatizaron y los tratan de militantes como si fuera una mala palabra, vengo hoy a reivindicar la militancia”, afirmó.

En ese marco, el ministro Kulfas dio inicio formal a la apertura del Hackatón Federal Argentina Programa, un proyecto colaborativo para desarrollar ideas y soluciones tecnológicas sobre ambiente y la educación del futuro.

Argentina Programa es un plan de formación de programadores presentado en mayo y que permitió desde entonces la certificación de unos 7.000 jóvenes, brindando oportunidad de acceso de manera igualitaria y en las mismas condiciones a los empleos del futuro que este lunes son demandados por el sector del software.

La capacitación es en dos etapas: un curso gratuito y virtual de 2 meses sobre introducción a la programación más una cursada en modalidad mixta durante 6 meses con contenidos específicos según los perfiles más demandados por un sector que tiene 15 mil puestos de trabajo sin cubrir. Las dos etapas cuentan con una certificación conjunta del Ministerio de Desarrollo Productivo y la Cámara Argentina de la Industria de Software (CESSI). 

El subsidio consistirá en el otorgamiento de Aportes No Reembolsables (ANR), y será instrumentado a través del Banco Nación mediante una tarjeta de débito. Los ANR tendrán un tope máximo por beneficiario de 100.000 pesos y deberán ser destinados a la adquisición de una computadora de los modelos y versiones que se pondrán a disposición a través de la tienda virtual del Nación, y al pago de servicios de conectividad y transporte público a través de la SUBE.

Hasta 90.000 pesos se podrán usar para a la adquisición de una computadora, debiendo ser utilizados en un plazo que no podrá exceder los seis meses desde su acreditación. El resto se desembolsará en tres aportes bimestrales consecutivos e iguales, debiendo cada uno de ellos ser destinados al pago de servicios de conectividad y transporte.

Para acceder al subsidio hay que estar inscripto en el segundo módulo del programa, declarar que no se cuenta con recursos suficientes para adquirir una computadora y cumplir con alguna de las siguientes condiciones laborales: no tener un empleo formal en relación de dependencia, ser monotributista de las categorías A o B y no tener ingresos en relación de dependencia o tener un trabajo registrado, pero percibir un sueldo menor a dos salarios mínimos. 

La economía del conocimiento es el tercer complejo exportador y a diferencia de otros sectores tiene pleno empleo y le cuesta encontrar trabajadores. Según un informe de Argencon, primera entidad del país que nuclea a empresas prestadoras de servicios de todos los rubros de la Economía del Conocimiento,”en el plano internacional se observó el aumento de la competencia directa de países que en base a propuestas de política pública muy agresivas atraen a empresas de origen argentino para que se radiquen en sus territorios. Este fenómeno de “fuga de empresas” se extendió a una significativa fuga individual de profesionales que, renunciando a su trabajo en empresas locales, pasaron a ser contratados directamente desde el exterior a través de “plataformas freelance” constituyendo un mercado laboral informal, al margen de las normas impositivas, previsionales y cambiarias”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s