El ritmo cardíaco como elemento para identificar criminales. Por Gabriel Oliverio

‘Jetson’ es el nuevo láser del Pentágono capaz de reconocer personas a tan solo 200 metros de distancia por los latidos del corazón. Esto es posible gracias a que el órgano es único en cada persona, al igual que las huellas dactilares o el rostro. Se trata de un método biométrico pensado para reconocer y confirmar la identidad de posibles terroristas antes de efectuar un ataque teledirigido y utiliza sensores muy precisos.

Esta revolucionaria herramienta es un proyecto de la Oficina de Apoyo Técnico contra el Terrorismo (CTTSO) y forma parte de las tecnologías anunciadas y completadas por el Departamento de Defensa.

Su objetivo principal es ayudar a identificar crímenes como narcotráfico y terrorismo.

Además la identificación cardíaca resuelve la necesidad de usar  muchos píxeles para poder aplicar los algoritmos y evita obstáculos tales como movimientos ligeros, cambios faciales o el uso de anteojos, problemas que se dan con los métodos biométricos actuales (reconocimiento facial).

Este tipo de láser ya se utilizaba en el ámbito de la salud para medir el pulso con sensores infrarrojos.

En el caso especifico de Jetson se aplica un sistema de vibrometría capaz de detectar los movimientos en el cuerpo causados por el ritmo cardíaco. Una detección ultra precisa que funcionaría igualmente con ropa puesta, como una camiseta o una chaqueta pero no con un abrigo más grueso.

El sistema requiere de una estabilidad enorme. Tal es así, que el Departamento de Defensa ha construido una coraza que protege el láser y lo aísla de las vibraciones. Jetson dispone además de un estabilizador, como si fuera un gimbal, que mantiene el láser en el objetivo.

¿Cuánto tiempo requiere el láser para identificar a alguien? Alrededor de 30 segundos. Un tiempo suficiente alto para que únicamente sea efectivo con objetivos sentados o esperando.

Jetson puede identificar a alguien con un 95% de precisión en buenas condiciones, o incluso más. Un número bastante elevado, que coloca a la identificación  cardíaca a un nivel similar al de otros sistemas como el reconocimiento facial.

Su gran ventaja es que es más estable y logra mayor precisión.

Por supuesto será necesario disponer de una gran base de datos de firmas cardíacas. Sin embargo, las fuerzas armadas de los EE.UU. en países como Irak o Afganistán ya recogen de manera rutinaria los datos biométricos de muchas personas, lo que no representa un problema para ellos.

 

Publicado en www.gabrieloliverio.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s