Osteoporosis: la enfermedad silenciosa que deben prevenir las mujeres

 

Afecta a más de 200 millones de personas y se calcula que entre el 30% y el 50% de las mujeres posmenopáusicas desarrollarán en algún momento esta enfermedad. Para 2025, se estima que habrá 3,3 millones de mujeres mayores de 50 años con osteopenia y 1,65 millones con osteoporosis.

 La osteoporosis es considerada hoy un problema de salud pública a nivel mundial: afecta a más de 200 millones de personas y se calcula que entre el 30% y el 50% de las mujeres posmenopáusicas desarrollarán en algún momento esta enfermedad. En la Argentina, de acuerdo con los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada cuatro mujeres mayores de 50 años presenta una densitometría normal, dos tienen osteopenia (un nivel de deterioro óseo de menor grado que la osteoporosis) y una, osteoporosis. Siguiendo las proyecciones antes mencionadas, para 2025 se estima que habrá 3,3 millones de mujeres mayores de 50 años con osteopenia y 1,65 millones con osteoporosis.

¿Cómo se llega a la osteoporosis?

 En condiciones saludables, a lo largo de la vida, los componentes del hueso se renuevan. A medida que se destruye, se va formando hueso nuevo, lo que mantiene un equilibrio. Pero a partir de la tercera década de la vida, la formación de hueso nuevo se hace cada vez más lenta, lo que resulta en una disminución de la masa ósea. Cuando esta pérdida de masa mineral ósea se hace más severa, se produce la osteoporosis (hueso poroso).

 ¨Es una enfermedad que se caracteriza por un deterioro de la microarquitectura de los huesos, que conlleva un aumento de la fragilidad ósea y del riesgo de sufrir fracturas, particularmente de cadera y de columna, que aumenta con la edad, tanto en mujeres como en hombres¨, sostiene la doctora Cecilia Fenili, bioquímica adjunta del Laboratorio Diagnóstico Maipú.

 La importancia de detectar la pérdida de masa ósea a tiempo está dada por el hecho de que tanto la osteopenia como la osteoporosis no presentan síntomas y pueden pasar desapercibidas durante muchos años, hasta que finalmente se manifiestan con una fractura. ¨La importancia de detectar esta pérdida reside en que la osteoporosis es una enfermedad tratable, es decir, requiere cambios en el estilo de vida como la incorporación de actividad física, la ingesta adecuada de calcio y vitamina D, y la administración de medicamentos que aumentan la masa ósea y disminuyen el riesgo de futuras fracturas¨, dice Fenili, especialista en Endocrinología.

 En este contexto, los análisis de laboratorio son de gran utilidad, ya que permiten realizar el estudio del metabolismo relacionado con la remodelación ósea, estimar el riesgo a futuro de fracturas óseas por osteoporosis, predecir la respuesta a tratamientos farmacológicos para esta enfermedad y evaluar la efectividad del tratamiento.

¿Qué estudios posibilitan su diagnóstico?

  • Evaluación clínica
  • Estudios por imágenes: radiología y densitometría mineral-ósea (DMO)
  • Estudios bioquímicos del balance mineral-óseo en sangre u orina de 24 horas o de 2 horas.

 (*) Por la Dra. Cecilia Fenili, bioquímica adjunta del Laboratorio Diagnóstico Maipú, especialista en Endocrinología. MN: 7572.

Fuente: Diagnóstico Maipú.

www.diagnosticomaipu.com

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s